La adaptación

Lo ideal es que la adaptación sea guiada por el ritmo de cada criatura, en compañía de alguno de sus referentes emocionales (padre, madre, otro familiar), hasta que permita su ausencia, el vínculo entre la criatura y nosotras se habrá dado desde la seguridad y el deseo. No obstante, como sabemos que cada familia es única, estamos abiertas a escuchar diferentes formas y/o alternativas para coordinar la adaptación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *