Nuestra manera de acompañar.

Creemos que cada criatura es una persona única y especial, con lo cual, le acompañamos desde la observación de sus necesidades y particularidades como ese ser único que es. Garantizando un ambiente cuidado y adaptado para favorecer su autonomía y seguridad, de la mano de una mirada amorosa, de cuidado emocional y presencia física.

Los ambientes están preparados para el desarrollo experiencial a través del juego, generando espacios de autonomía y autorregulación. En las criaturas mas pequeñas, se genera el contacto corporal para ofrecer seguridad.

Objetivos integrales:

– Confiar en sus propias capacidades internas por el aprendizaje.
– Creer que cada persona es única y respetar sus procesos madurativos y evolutivos.
– Fomentar la autonomia y autorregulación de las criaturas.
– Respetar las necesidades reales de las criaturas y atender sus demandas.
– Atender a cada criatura en su globalidad: física, emocional y cognitiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *